A LA ESPERA DEL BCE.

Los ánimos están algo subiditos en las bolsas europeas, tras la  esperada llegada por muchos gestores del rally de compras navideñas para equilibrar unas carteras de inversión algo grises en 2016, mañana tenemos la gran cita del último trimestre con la aparición en escena de Míster Draghi con su carpeta de remedios caseros para resucitar cualquier desequilibrio en la economía europea. Los mercados de acciones europeos son bastante delicados a sus palabras, aunque si es cierto que su programa de compras de activos el QE( en inglés Quantitative Easing ) sigue reforzando su tendencia sin llegar en ningún momento del año a debilitar su estructura. Mañana se espera que se alargue dicho programa de compras hasta finales del 2017, lo cual debería reforzar a las bolsas europeas y seguir la tendencia de máximos del mercado americano. Todo lo contrario puede suceder con la moneda europea la cual con los tipos de interés en mínimos y el billete verde americano en fase expansiva sigue sin tener motores de arranque claros y no es de extrañar nuevos mínimos en lo que queda de mes.

Gráfico diario.

stoxx-dic